"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


martes, 29 de marzo de 2016

Soneto



«No permitas que muera el fuego».

  “Después de amar es nunca”.  




«Quizás el paraíso eran tus ojos».


Me cercaron lejano y apartado
por un largo horizonte dividido.
Algo quise decir, pero en olvido
tenía el pensamiento amordazado.

Me bajaron al llano desolado
de un extenso trigal nunca florido,
allí, donde el mirar queda perdido
y el aire del oír desperdiciado.

Me dejaron del sueño desvelado,
por una oculta pena sacudido
y al odio y a la guerra despertado;

pero apenas llegué ya estaba huido:
alcé mi corazón enamorado
y volé como el nido, como el nido.

Ángel Fierro




Canción Tradicional Leonesa: Jota de Pola de Gordón (Tarna).





«Para aprender a ver hace falta más poesía y menos discursos, pues lo maravilloso fluye incesante bajo los párpados del mundo». 

Ángel Fierro


Originario de Cármenes, aunque trabajó 40 años en Barcelona, Ángel Fierro pertenece a la generación de la poesía comprometida leonesa, y aunque su obra poética no es muy extensa, sí lo es su obra en general. Esencialmente poeta, Fierro es además narrador e investigador, que ha cultivado con esmero la etnografía, la historia y la música de su comarca, Los Argüellos, donde está ambientada su novela, El contador de vientos. Los Argüellos (Arbolio)comprende los municipios de Villamanín, Cármenes (de dónde él es originario) y Valdelugueros.

La suma de estos intereses hace que su bibliografía y sus grabaciones discográficas, que incluyen estudios musicológicos y partituras de la montaña leonesa, se acerquen a la cincuentena de títulos. 
Fierro es, junto a Mateo Díez, José Antonio Llamas y el recientemente fallecido Agustín Delgado, miembro fundador y responsable de las revistas Claraboya y Picogallo. “En el caso de Claraboya -aclara Fierro- la irrupción de la revista abrió debate en el panorama poético español de la segunda mitad del siglo XX. Para nosotros fue también órgano de amistad, escuela de aprendizaje y tribuna desde donde elaborar nuestra visión de la poesía, siempre que su escritura tuviese una brizna de humanidad”. “Por lo que respecta a Picogallo, su objetivo fue distinto. Se trató de un balcón literario abierto desde la Asociación Cultural de Cármenes, donde un grupo de vecinos ensayamos el acercamiento de la cultura al mundo rural; una postura ética de libertad y respeto a lo diferente, frente al sectarismo de ´ismos´ y tribus, que enmascaran sus miserias bajo el adjetivo de lo social”.



UNA PALABRA DE TUS OJOS 

¿Quién eres, que vienes a mi lado 
pero no entras en mí? 

Llegó rodando hasta mi párpado 
el huracán de tu presencia 
y anidó en las afueras, como pájaro 
que urde la fronda de lo oscuro. 

Prisa y torpeza me impidieron 
reconocer el oro 
que nombra tu cabello; y sin embargo 
¡cómo te amé! 

Mira tus manos, están ya frías 
por la penumbra de lo vivido. 
No temblarán más veces en el mismo 
sueño 
ni volverán a arder, pues el futuro 
crece al regreso. 

No digas dónde o cuánto. Sé que estás 
arriba, en la certeza. 

Una palabra de tus ojos 
aún redimiría este tiempo de sombra. 


Ángel Fierro, de "Milagros del regreso" 







lunes, 28 de marzo de 2016

Ángela Ruiz Robles






Hoy he conocido a esta mujer a través del doodle de Google:

Ángela Ruiz Robles se ha convertido en la última protagonista de los doodles de Google. El buscador ha homenajeado a esta maestra, escritora e inventora española, considerada como la precursora del libro electrónico, en el 121º aniversario de su nacimiento.

Ángela Ruiz Robles nació en Villmanín, León, en 1895. Estudio en la Escuela de Magisterio de León, lugar donde impartió sus primeras clases de mecanografía, taquigrafía y contabilidad mercantil entre 1915 y 1916.

En 1917 se convirtió en docente y directora en la Escuela de Gordón, en León. Al año siguiente,  consiguió una plaza como profesora en Santa Uxia de Mandiá, lugar en el que estuvo hasta 1928.

Dedicó el resto de su vida a la enseñanza, pero también a la escritura y a realizar varios proyectos. En 1949 inventó la enciclopedia mecánica, un aparato con abecedarios automáticos en todos los idiomas con el que poder formar palabras, frases, temas y toda clase de escritos.


Ángela Ruiz Robles, la precursora del libro electrónico


La enciclopedia mecánica de Ángela Ruiz Robles, considerada como una visión de lo que serían los libros electrónicos en el futuro, se podía leer tanto de forma vertical como horizontal, tenía luz propia para poder leerlo a oscuras e incorporaba sonidos para hacer más interactiva la lección.

Asimismo, la enciclopedia tenía la posibilidad de colocar los libros que se deseaba leer en cualquier idioma y, por el movimiento de unas bobinas, iban pasando todos los temas, haciendo las paradas que se quisiera. Las bobinas creadas por Ángela eran automáticas y podían desplazarse del estuche de la Enciclopedia y extenderse, con lo que quedaba toda la asignatura a la vista.

Construyó su enciclopedia mecánica con materiales rústicos de la época. La maestra quería que su invento se desarrollara con materiales ligeros capaces de transportarse en la mochila.

Su labor fue reconocida en España y en 1947 recibió la Cruz de Alfonso X el Sabio en reconocimiento a su carrera profesional. También obtuvo en 1952 la Medalla de Oro y Diploma en la I Exposición Nacional de Inventores Españoles y en 1956 el Ministerio de Educación Nacional le concedió el Lazo de la Orden de Alfonso X el Sabio.

La falta de financiación hizo que el proyecto cayera en el olvido, pero, aun así, esta maestra española será recordada por ser la precursora del libro electrónico.




domingo, 27 de marzo de 2016

¡Aleluya!





Lirio azul. Montaña leonesa





¡Feliz Pascua de Resurrección!




domingo, 20 de marzo de 2016

Primavera





Pico Fontún. Villamanín. León


No necesito 
salir, la primavera
entra en mi casa.

Susana Benet






"Sublime gracia" (Amazing grace), con la bellísima voz de este franciscano, fray Alessandro, para quien la música es "un teléfono directo con Dios".

San Francisco, continúa diciendo, buscaba sueños grandes, era un artista, había estudiado mucho, también cantaba. Me he sentido muy identificado con él y su historia me hacía soñar. Él ha sentido la llamada de Dios en contacto con la naturaleza, como yo durante mi conversión cuando sentí su llamada en un momento de retiro espiritual en el bosque. Él amaba la soledad, vivir retirados del mundo y de las cosas materiales. Sabía que solo había que usarlas en el momento justo, la misma sensación y creencia que tenía yo.

Que tengáis una feliz primavera.






domingo, 13 de marzo de 2016

La única poesía ...




Villamanín. Nevada 2016



Sé que el único canto,
el único digno de los cantos antiguos,
la única poesía,
es la que calla y aún ama este mundo,
esta soledad que enloquece y despoja.

Antonio Gamoneda





sábado, 5 de marzo de 2016

Bajo cinco metros de nieve






El NO-DO (Noticiarios y Documentales), aquel popular noticiero que se proyectaba obligatoriamente en los cines españoles antes de la película entre 1942 y 1981, permite revivir hoy los inviernos de los años 50 en la provincia de León.

Uno de sus reportajes, bajo la música de Manuel Parada y acompañado por la voz de Matias Prats Cañete, recupera parte de lal historia vivida por los leoneses de aquella época frente a los temporales de nieve que provocaban "paisajes esteparios".

La cinta (NO-DO nº 580A) que narra las mil y una vicisitudes de los resposables de servicio ferroviario para restablecer el paso de los trenes, y hoy consevada en el archivo nacional, ofrece imágenes únicas de la provincia de León en el invierno de 1954.

Bajo cinco metros de nieve.

"La intensidad del temporal es de tal magnitud que en algunas comarcas de León, Asturias y Santander más de 400 pueblos han sido borrados por la nieve", se escucha a Matías Prats sobre las imágenes tomadas por Rafael Simancas.

Durante la narración de este nodo se aprecia un León muy alejado de los inviernos actuales, y se dejan ver imágenes de un Villamanín "con cinco metros de nieve", de los trabajos de la "sección de Vía y Obras" ferroviario en auxilio a una máquina descarrilada en Santa Lucía y los dos metros de nieve en Pola de Gordón.