"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


miércoles, 21 de diciembre de 2011

Caldereta de cordero

 
 

Típica caldereta para realizar el guiso






Caldereta de cordero


La caldereta es un guiso típico de pastores con carne de cabrito o cordero.



Caldereta

 
Fundida en hierro está y al fuego puesta

con el aceite el ajo y la cebolla

donde el cordero friendo desarrolla

su aroma en pimentón de alegre fiesta.



Cubierto en agua espera la respuesta

hirviendo en los calores de la olla

mientras recibe el vino de la alcolla

que redobla en bondad tan noble apuesta.



Cultura es de pastores, braña y chozas,

de frío y hambre en soledad de lobos

este yantar que cuece a fuego lento.



Y este saber antiguo es el que gozas

en sabor de cordero y sus arrobos

que da a la caldereta temple y tiento.

 
(Soneto. Julio González Alonso)


 



Es la comida-celebración por excelencia en los territorios pastoriles:


Frite a la manera de la Tercia (Villamanín)
 
Ingredientes (para 10 personas): 
 
 
1 cordero de 25 kg. en vivo, de tres meses, media cebolla, 1 cabeza de ajos, 6 cucharadas pequeñas de pimentón, menos de una botella, de un litro, de vino blanco, un poco de coñac, aceite de oliva, sal y agua.
 
 
Preparación
 
 
  1. Se corta el cordero en trozos regulares
  2. En la caldereta, que ha de ser de hierro, se vierte un chorro de aceite y se añaden la cebolla y los ajos picados.
  3. A continuación se pone la carne por capas, salando un poco cada una de ellas. Hecho esto se añade el pimentón, el vino blanco y el coñac, y se cubre con agua para dejarlo cocer 1 hora, al mismo tiempo que se remueve, de vez en cuando y se prueba de sal.
  4. Cuando el cordero esté casi hecho, algo que notaremos a medida que se va secando el guiso, machacamos en un mortero 5 ó 6 dientes de ajo, añadiendo un poco de agua. Se vierte en la caldereta, incluyendo agua si no hay mucha salsa. Se remueve para que entre el ajo y se da un hervor.

 
Antiguamente se guisaba con el hígado, que previamente se había machacado con 5 ó 6 dientes de ajo, para que el caldo adquiriese cierto espesor.
 
La caldereta se elabora igual que la frite pero se utiliza una res adulta (oveja machorra), y se ha de añadir más agua a la caldereta, hasta que queden cubiertas las tajadas.
 
Deliciosa.
 
 
 
 
 
 

6 comentarios:

  1. JULIA, precioso y ,para mí, soneto perfecto.
    La página me gusta mucho; al final yo, no he tenido más remedio que recurrir a la soledad y al silencio por las calles...Eso sí, atiendo a todo
    quien a mi se acerca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que te has equivocado de blog por lo que dices al principio.
      De todas formas, encantada de recibirte.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Francisco Novo Alaminos28 de febrero de 2016, 15:29

    PERDón........Estoy muy mal de la cbz....No se porqué puse JULIA en lugar de ROSA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Francisco, no tiene importancia.

      Un saludo cordial.

      Eliminar
  3. Aunque el soneto ya tiene unos cuantos años, espero que siga acompañando bien a la caldereta de cordero. Un placer reller y recordar. Salud.

    Julio González Alonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, es un soneto precioso.

      Muchas gracias, Julio.
      ¡Salud!

      Eliminar