"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


domingo, 16 de abril de 2017

Árbol





Haya. Bosque El Faedo. Ciñera de Gordón



Creo que nunca encontraré un poema
que sea tan hermoso como un árbol.

Un árbol cuya hambrienta boca aprieta
el abundante pecho de la tierra;

que pasa el día contemplando a Dios
y alzando en oración frondosos brazos; 

un árbol que, quizá, en verano adorna
con leves petirrojos sus cabellos, 

en cuyo pecho se apoyó la nieve,
que vive enamorado de la lluvia. 

Los tontos como yo hacemos versos,
mas sólo Dios puede crear un árbol.

Joyce Kilmer


¡Feliz Pascua de Resurrección!