"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


miércoles, 3 de febrero de 2016

Mi corazón te canta ...






Se me olvidó tu nombre,
no recuerdo
si te llamabas luz o enredadera,
pero sé que eras agua
porque mis manos tiemblan cuando llueve.

Se me olvidó tu rostro y tu pestaña
y tu piel por mi boca transitada
cuando caímos bajo los cipreces
vencidos por el viento,
pero sé que eras luna
porque cuando la noche se aproxima
se me rompen los ojos
de tanto querer verte en la ventana.

Se me olvidó tu voz, y tu palabra,
pero sé que eres música
porque cuando las horas se disuelven
entre los manantiales de la sangre
mi corazón te canta.

Carlos Medellín









7 comentarios:

  1. Es precioso Rosa , me ha encantado ! Este invierno esta siendo tan inusual , aquí parece que sea primavera algunos días. No sé si al final se cambiaran las estaciones o que pasara.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste :)
      Aquí, hoy, hace un frío de nieve, pero ya no se sabe qué pasará ... sigue sin nevar ...

      Un beso, Montblac.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. :)
      El corazón es muy suyo, Toro.
      Es muy sabio.
      Un poema muy bello. ¿Le gustará a todo el mundo?

      Un beso, Toro.

      Eliminar
  3. Un bellísimo poema.
    Un fuerte abrazo, Rosa

    ResponderEliminar
  4. Nomeolvides!!

    ¡Qué bonito!! Me ha llegado.
    Gracias, Rosas

    ResponderEliminar