"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


martes, 3 de marzo de 2015

Instante precioso






Abro la Santa Biblia y aparece Jesús en la montaña.
Acudo emocionado a beber Su sermón.
La tarde resbala como lágrima azul.
De pronto un polvo antiguo
me cubre la mirada al volverla hacia mí,
y quedo inmóvil, en silencio,
aspirando una brisa de montaña.
 
Eduardo Llanos
 


 

Serenidad del cielo
al atardecer:
como si Dios meditara
bajando los párpados.


Eduardo Llanos



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario