"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


miércoles, 1 de mayo de 2013

El Hobbit: una maravillosa aventura.





 

Me encanta el comienzo y el final de la obra de J.R.R. Tolkien, El Hobbit, en muy pocas palabras se encuentra resumido el significado del libro:
 
"En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad".

 
El Hobbit sale de su agujero, se complica la vida, vive múltiples aventuras, que le transforman en un Hobbit nuevo, un Bilbo, éste es su nombre, capaz de vivir con una nueva mirada, una mirada que, en ningún caso, es producto de la suerte. Y así se refleja al final de la obra:
 
-¡Entonces las profecías de las viejas canciones se han cumplido de alguna manera!- dijo Bilbo.
-¡Claro!-dijo Gandalf-. ¿Y por qué no tendrían que cumplirse? ¿No dejarás de creer en las profecías solo porque ayudaste a que se cumplieran? ¿No supondrás, ¿verdad?, que todas tus aventuras y escapadas fueron producto de la mera suerte, para tu beneficio exclusivo. Te considero una gran persona, señor Bolsón, y te aprecio mucho; pero en última instancia, ¡eres solo un simple individuo en un mundo enorme!
-¡Gracias al cielo!-dijo Bilbo riendo, y le pasó el pote de tabaco".

 



 


 
Algunos de los mensajes que aparecen: "Incluso la persona más pequeña puede cambiar el curso del futuro", " Vale la pena luchar", "Todo lo que tenemos que decidir es qué hacer con el tiempo que sea dado "... y que todo el mundo debería tener un "segundo desayuno" (una segunda oportunidad).
 
Es una maravillosa aventura de crecimiento personal, de crecimiento en la fe.


 

1 comentario:

  1. desde la Virgen de la montaña, hasta aquí, cuantas bellas imagenes y palabras...!
    Besitosss.

    ResponderEliminar