"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


miércoles, 19 de agosto de 2015

Para el aroma






Para el aroma 

nocturno del jazmín 

no hay alambradas.


Miguel d'Ors



6 comentarios:

  1. Qué verdad tan grande, las cosas verdaderas no hay alambradas que puedan retenerlas.
    Un abarazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, nada las puede retener.

      Un beso, mi querida amiga.

      Eliminar
  2. Me apreció oler ese aroma que transmite la imagen, y las letras.

    Besitos de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el olor a jazmín, todas las flores son preciosas, me entusiasman.

      Tú siempre me dejas un aroma de alegría, también se huele tu alegría, a distancia :)

      Miguel d'Ors es uno de mis poetas preferidos, me alegra que te guste.

      Un beso, mi querida Carolina.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, Rosa, desconocida y tan cercana. En mi aprendizaje vitalicio del arte de la Poesía son muy alentadoras palabras como las tuyas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted, Miguel; sus poemas siempre me acompañan, casi lectura obligada cuando me acerco a la montaña. Me encantan. Guardo recuerdos muy profundos asociados a sus poemas. Momentos e instantes inolvidables, como, por ejemplo, al encontrarme de nuevo con el poema: "Oración por nosotros, los de siempre", hace unos días. Una delicia.

      Muchas gracias por estos momentos. Amo la poesía y me alegro mucho de que existan poetas con un sentido cristiano tan hondo. Gracias.

      Un abrazo, con mucho cariño.

      Eliminar