"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


sábado, 29 de agosto de 2015

La Reina del Pirineo


LA REINA DEL PIRINEO




Hace tiempo que no dedico un sábado a la Virgen, se entiende que me refiero al blog porque en lo personal me enseñaron desde niña que este día de la semana era "mariano" al cien por cien, así pues hoy el post va por Ella

Y Ella, en esta ocasión. es la Virgen de Roncesvalles, conocida también como la Reina del Pirineo, zona donde guardan una gran devoción a esta Reina y Madre ubicada en el presbiterio de la iglesia gótica de Roncesvalles.




Se trata de un santuario mariano muy visitado, ya que se encuentra en el comienzo del Camino de Santiago y son muchos los peregrinos que siguen hoy arrodillándose ante la imagen.

Su valor artístico es notable, es una talla de madera recubierta de plata, gótica de mediados del siglo XIV. Esta obra es francesa, llevada a cabo en Toulouse. A través de la imagen se desprende esa cercanía y espíritu de familia característica del gótico. En los rostros de la Madre y el Niño se adivina el calor y la dulzura de una relación humana y natural.
Al estar la imagen recubierta de plata, la vestimenta de los dos trasluce su rico atuendo con filigrana y pedrería.

En torno a esta Reina del Pirineo surgieron muchas leyendas, llegándo a ser considerado el santuario como un lugar mágico.
Parece ser que hubo una iglesia anterior del siglo XIII, pero no se ha podido contrastar. La actual fue construida por encargo de Sancho VII, el Fuerte., entre los años 1194 y 1234, para su lugar de enterramiento.

Es un breve relato sobre esta preciosa imagen de Santa María de Roncesvalles que leí el mes pasado en una hojita de calendario, hoy lo recordé y me gustó compartirlo para este "Sábado del Rosario Bloguero", terminando el mes de agosto.

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA PARA TODOS!!

Del blog: De dentro.

Gracias, mi querida Militos.





2 comentarios:

  1. Estuve hace tiempo por Roncesvalles.
    Recuerdo un paisaje magnífico.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte, me encantaría visitarlo.

      Un beso, Toro, y ¡feliz semana!

      Eliminar