"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


martes, 14 de abril de 2015

No te rindas

 
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo...
 
 
 
Caballos. Casares de Arbas
 

 
 
Para esos amigos del alma que me han enseñado que nunca se rinden, aun en sus días más duros, que me han regalado momentos irrepetibles, maravillosos, a su lado. Aquellos que comparten lo mejor de sí con una generosidad que nunca puedo olvidar, que caló profundamente. Han sido y son un verdadero regalo para mi vida. Eso es la amistad, uno de los dones más hermosos de Dios. Aun en la distancia, siempre permanecen muy dentro, en ese lugar donde guardamos lo más puro de nuestra vida, en el corazón. Gracias, siempre:
 
 
No te rindas, aun estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.
 
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.
 
Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.
 
Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,
 
No te rindas por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.
 
 
Mario Benedetti
 
 
Para José Antonio, con inmenso cariño.
Donde te encuentres, sé que nunca te rendirás...
 
 
 
 
 

2 comentarios:

  1. Benedetti y Gloria Fuertes son los culpables de que la poesía me entrara en vena.
    Sencillos y profundos.
    Como la vida.

    Bonita despedida le has escrito.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te entró realmente bien. Pero naciste ya así...
      Sí, sencillos y profundos, que así son los mejores poetas.
      Como la vida. Oye, Toro, me doy cuenta de que te estoy dando la razón en todo, eh... no puede ser... :)

      No es una despedida, es para recordarlo, le tengo muchísimo cariño, es una persona extraordinaria.

      Besos, querido amigo. Que tengas un feliz día.

      Eliminar