"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


martes, 15 de abril de 2014

Sublime gracia







Sublime gracia del Señor que a un infeliz salvó.
Estuve ciego, mas hoy miro yo, perdido, y Él me halló.

Su gracia me enseñó a temer, mis dudas ahuyentó.
¡Oh, cuán precioso fue para mi ser al dar mi corazón!

En los peligros o aflicción que yo he tenido aquí,
Su gracia siempre me libró, y me guiará feliz.

Y cuando en Sión por siglos mil, brillando esté cual sol,
yo cantaré por siempre allí, Su amor que me salvó.



Amazing Grace (literalmente "Asombrosa Gracia") es un himno cristiano conocido en la mayoría de los países hispanohablantes como "Sublime Gracia" y en otros como "Amor Divino".

Fue compuesto hace más de 200 años por el clérigo protestante y poeta inglés John Newton (1725-1807). Esta composición nació como un poema y no se conoce a ciencia cierta su melodía original. Es más, ni siquiera se sabe si desde un principio tuvo una.  La inspiradora historia de esta canción la escribió a partir de su impactante experiencia personal...

Al componer "Amazing Grace", se inspiró en la infinita y hermosa grandeza de la gracia, bondad y misericordia de Dios, que experimentó en carne propia, al transformar el Señor su vida de manera radical. Dios le perdonó, rescató, preservó y restauró. 
De llevar una turbulenta vida, de ser un hombre cruel, pasó a convertirse en un fiel y devoto cristiano que entregó su vida al Señor y le sirvió hasta el día de su muerte.

Unas de sus últimas palabras recogen  la esencia del mensaje de su himno:


“Mi memoria casi se ha desvanecido, pero recuerdo dos cosas:

que soy un gran pecador, y que Cristo es un gran Salvador.”


 


1 comentario:

  1. Precioso Rosa...lo habré oído muchas veces pero nunca me paré a intentar entender su letra
    Que tengas una bonita Semana Santa
    Un Beso

    ResponderEliminar