"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


domingo, 17 de julio de 2016

Casares de Arbas




"Verdes praderas, florida y ancha vega 
Donde Bernesga pródigo reparte
Su onda cristalina: alegres prados,
Antiguos y altos chopos, que su orilla
Bordáis en torno, ¡ah! cuánto gozo, cuánto
A vuestra vista siente, siente el alma mía!".



Gaspar Melchor de Jovellanos a su paso por León



Casares de Arbas. Reserva de la Biosfera Alto Bernesga



Casares de Arbas es un pueblo del municipio de Villamanín, en León, situado a 1320 metros de altitud.

Pertenece a la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga.

La Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, declarada el 29 de junio de 2005, comprende dos términos municipales, La Pola de Gordón y Villamanín. Ambos ayuntamientos, situados en la Montaña Central de León dentro de la vertiente leonesa del macizo de la Cordillera Cantábrica, se encuentran a 32 y 45 kilómetros, respectivamente, de la capital leonesa. El término municipal de Villamanín, con una extensión de 176,25 Km2 y formado por 19 pueblos, ocupa la mitad norte de la Reserva, y el término municipal de La Pola de Gordón, con una extensión de 157,64 Km2 y 17 pueblos, ocupa la mitad sur.

El Río Bernesga, que da nombre a la Reserva, nace en la Cordillera Cantábrica y se enriquece con las aguas de la montaña de Arbas, perteneciente a la cuenca hidrográfica del Duero.

La Reserva cumple con la zonación de las Reservas de la Biosfera según las tres funciones básicas: conservación, logística y desarrollo.



Embalse Casares de Arbas



Etimológicamente Casares de Arbas viene de la palabra Casar. Un Casar era una edificación de la etapa hispano-romana de tipo agrícola y ganadero; por tanto, el pueblo de Casares tuvo su origen alrededor de una o varias alquerías, que aprovecharon desde la época de la romanización la buena calidad de su terreno de pastos y vega cultivable.





Es uno de los lugares que más me gustan de esta zona de la Montaña Central , muy tranquilo, donde las vacas pacen en libertad rodeadas de mastines leoneses.. Son vacas de carne. Un lugar de extraordinaria belleza. Flores, vegas, arroyos, pastizales, praderías. Rodeado de una naturaleza privilegiada y con un embalse que hace las delicias de los aficionados a los deportes náuticos.






Las Tres Marías (María de los Corros, María de Enmedio y Peña Esquina)


Las Tres Marías son tres cumbres hermanas que se divisan desde muchos puntos de la Montaña Central Leonesa, características del valle de Casares de Arbas.

Emblemático macizo de picos calizos, que se nombran también (a parte de los que aparecen a pie de foto), como del Palero, del Medio y de los Corros. Parecen arropar al pueblo. No sobrepasan los 2000 metros. Con cuidado y precaución se pueden subir tranquilamente.

Las Tres Marías forman un cresterío llamativo que cierra por el sur el Valle de Villamanín. Llama la atención su piedra caliza contrastando con el azul del embalse. ...







En primavera, el valle de Arbas se adorna con variedad de flores silvestres, y resulta todo un espectáculo contemplar los lirios de montaña, con esa tonalidad tan característica entre azules y morados ...



Lirios de montaña en el valle de Arbas



Embutidos, bacalao al horno, solomillo a la vinagreta, caldereta de cordero o el postre Tres Picos, son algunas de las excelentes especialidades que se pueden degustar en la zona.

En Casares conservan con mimo las tradiciones musicales, la pandereta y el rabel, un instrumento pequeño compuesto por tres cuerdas solas, que se tocan con arco, de uso popular en la Edad Media en la Península Ibérica, introducido por los árabes y extendido especialmente por la Cordillera Cantábrica, donde ha persistido como instrumento tradicional.





Mario González, el rabelista de Arbas, acompañado de Miguel Ángel García (zanfoña), musicando un poema de Federico García Lorca, Alborada.


Y assina falan los de Casares d'Arbas ... 





8 comentarios:

  1. ¡Qué belleza de paraje!!
    Es precioso. Qué lo disfrutes mucho.
    Me recuerda mucho nuestro pueblo de Ávila. También tenemos un embalse: La Aceña.
    Besos, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me gusta mucho. Es una zona muy tranquila, muy cerca de Villamanín, pertenece al mismo municipio. Me encanta mirar las vacas, tan plácidas, y los caballos, las flores, las Tres Marías que parecen abrazarlo todo ... tal cual ...
      Es un lugar muy bonito.
      Toda la zona es reserva de la Biosfera, esto tiene ventajas e inconvenientes ...
      Los inconvenientes derivan de la burocratización excesiva ... en esta zona, como en otras, sus habitantes han sobrevivido siempre, saben muy bien lo que tienen que hacer, han vivido siempre aquí, y ahora todo está reglado ... simplemente podar o sulfatar ... algo tan normal, ahora todo son reglas ... hay que realizar un curso para sulfatar los árboles, o las flores (increíble) ...
      Es muy importante cuidar la naturaleza, pero esto no lo comprendo ...
      Sus habitantes la han cuidado siempre, es su medio de vida, su entorno ...

      Miraré la Aceña, tu pueblo debe de ser precioso, me encantan los pueblos ...

      Un beso, Maite.

      Eliminar
  2. Madre mía, qué belleza! Me lo voy a apuntar para ir algún día de vacaciones. Gracias!
    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues serás muy bien recibida ...¡ya lo creo!!!
      :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Estas vacas también son muy afortunadas...Un lugar precioso!!!!!
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadas del todo, es un disfrute verlas ...

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Buenas noches, Rosa:

    Se nota cuánto te gusta tu tierra. En las fotografías que nos muestras vemos lo merecido de su reconocimiento de Reserva de la Biosfera. ¡Qué bonitos los iris!
    Esperemos que no se pierdan esas músicas tradicionales.
    Y que se mantenga ese apreciar la buena comida.
    José Sánchez Rojas, publicó un artículo- el 9 de agosto de 1927 en 'EL PUEBLO',página 1-, después de pasar unos días de vacaciones en Millaró.
    Dejo el enlace:
    http://prensahistorica.mcu.es/es/publicaciones/numeros_por_mes.cmd?anyo=1927&idPublicacion=1000764

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Gelu:
      Sí, me gusta muchísimo mi tierra, ahora estamos en León y vi tu comentario antes de marchar. Hemos pasado unos días con un tiempo espectacular. Tengo un vecino asturiano que está enamorado de Villamanín, siempre dice que abrir la ventana por la mañana y encontrarse con esa luz, no hay nada igual. Es cierto, es una luz increíble.

      Ya localicé el enlace que me dejas, ¡gracias! es muy interesante. Y todo ¡gracias a las vacas!, jaja ...
      Lo dejo:

      En un lugar leonés

      Un beso, querida Gelu.

      Eliminar