"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


sábado, 24 de mayo de 2014

Nuestra Señora








Cúbreme con tu Manto de Amor, 
guárdame en la paz de tu mirar, 
cúrame las heridas y el dolor, haz que las pueda soportar. 
Que las piedras de mi camino, mis pies soporten pisar, 
Incluso lesionado, por las espinas me ayudes a pasar.

Si quedaran magulladuras en mí,
Madre, sácalas de mi corazón, 
y a aquellos a los que hice sufrir, pido perdón. 
Si doblo mi cuerpo en el dolor, 
alíviame el peso de la cruz,
intercede por mí, Madre mía, junto a Jesús.

Nuestra Señora, dame la mano, cuida de mi corazón, 
de mi vida, de mi destino. 
Nuestra Señora, dame la mano, cuida de mi corazón, 
de mi vida, de mi destino. 
de mi camino, cuida de mí. 

Cada vez que mis lágrimas ruedan, 
pon sobre mí tus manos. 
Aumenta mi fe y calma mi corazón. 
Gran procesión está pidiendo misericordia y perdón, 
la curación del cuerpo y la salvación para el alma.

De los pecadores, Oh Madre tan necesitados de Vos, 
Santa Madre de Dios, ten piedad de nosotros. 
De rodillas, a tus pies, extiende tus Manos hacia nosotros, 
ruega por todos nosotros, tus hijos y mis hermanos.

Nuestra Señora, dame la mano, cuida de mi corazón, 
de mi vida, de mi destino. 
Nuestra Señora, dame la mano, cuida de mi corazón, 
de mi vida, de mi destino. 
de mi camino, cuida de mí.

Amén




No hay comentarios:

Publicar un comentario