"...Y allí arriba, en la soledad de la cumbre, entre los enhiestos y duros peñascos, un silencio divino, un silencio recreador..."(Miguel de Unamuno)


viernes, 19 de septiembre de 2014

¡Ay, Señor!


 
  
Valle de Arbas
 
 
Disuelta la tarde
y en silencio el campo.
 
Los abejarucos
vuelan suspirando.
 
Los fondos deliran
azules y blancos.
 
El paisaje tiene
abiertos sus brazos.
 
¡Ay, Señor, Señor,
esto es demasiado!

 
Federico García Lorca. Delirio



 
Esta imagen es la que tengo como fondo de pantalla cuando vengo al ordenador, y me hace muchas veces suspirar: ¡Ay, Señor, Señor, esto es demasiado! Me hizo gracia encontrar hoy estos versos de Lorca. Es maravilloso contemplar la Naturaleza, la vida, su Misterio.
 
 
 
 
 

2 comentarios:

  1. Hacia tiempo que no venia a tu montaña y me ha encantado ese ¡¡Ay Señor, Señor!! que yo también repito ante su obra maravillosa, demasiado, sí, demasiado, Señor.
    Muchas gracias Rosa, no se puede decir más co una sola palabra, DEMASIADO.

    Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, DEMASIADO., para tanta "lata" como damos.

      Yo también te quiero, mucho.

      Eliminar